Ocho Cosas Que Deberían Ser Consideradas Si Se Desea Emigrar a Australia (Parte 1)

Como immigrar a Australia

“Antes de iniciar con la lectura de este blog, deseo aclarar que no soy un agente migratorio, y que mucho menos, trabajo para alguno de ellos”.

Ya son casi cuatro años desde que resido en Australia, y aunque en ocasiones, ser un inmigrante en un país nuevo en donde el idioma oficial es diferente al que aprendí en casa, puede ser un proceso desgastador y desmotivador, debo reconocer que son muchas las buenas vivencias y grandes momentos que este cambio ha traído a mi vida. En nombre propio y por lo que he percibido de aquellos, quienes, como yo, hemos dejado nuestras patrias, familias, amigos, y mucho más, podría decirse que el no tener una información amplia y concreta en relación con este complejo proceso, es la falta más común en las que podemos incurrir quienes deseamos residir permanentemente en este país.

Entonces, y de acuerdo con mi experiencia y a las muchas historias que otros me han compartido, en este blog brevemente, pero muy brevemente, comparto las tres primeras cosas que deberías tener en cuenta si deseas emigrar a Australia.

 

  1. Contar con los Servicios de un Agente Migratorio.

 

Primero que todo, y sin contar con el espacio suficiente para aquí explicarlo, sólo puedo decir que el proceso de emigración a Australia está basado en dos cosas básicamente. La primera, es la acumulación de una mínima cantidad de puntos que el estado australiano otorga a cada persona de acuerdo con diferentes categorías como: la edad, experiencia laboral, y nivel de inglés, entre otros.  Segundo, el candidato debe demostrar la experiencia laboral o los conocimientos relacionados a ciertas ocupaciones que, en pocas palabras, son el tipo de profesionales que el país requiere.

Adicional a lo anterior, cada estado tiene la libertad de modificar el proceso ligeramente, por ejemplo, puede ser que en South Australia se requieran chefs, pero en Tasmania la ocupación no esté disponible. Como pueden ver, no es nada fácil poder entender todo esto con propiedad, y aunque no es obligatorio contar con la asesoría de un tercero, definitivamente, sí que se necesita.  Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos de los agentes cobran por la consulta inicial de su caso.

Sin dudarlo, yo recomendaría buscar la ayuda de un experto que hable español, o que cuente en su equipo de trabajo con hispanoparlantes, créanme, los procesos o procedimientos son muy diferentes en este país, y para un australiano, en ocasiones, puede ser muy complicado entender el cómo funcionan nuestros países.

 

  1. Oportunidades de Empleo.

 

Yo diría que este es el punto que más nos motiva a aquellos que deseamos vivir en este país.  Australia es un país con una economía fuerte, con indicadores de riqueza, y con salarios muy atractivos para cualquier profesional; sin embargo, no se deje deslumbrar por aquellos que prometen que al bajarse del avión lo estarán esperando con un contrato de trabajo.  Como en cualquier parte del mundo, encontrar un buen trabajo toma tiempo y paciencia, y es por ello, que para muchos este punto también puede ser el más desmoralizador.   Es importante tener en cuenta que aquí competimos con gente de todo el mundo, y que, en el orden lógico de las cosas, quien sea un ciudadano australiano tendrá mayores posibilidades de quedarse con el empleo.  De igual forma, así tengamos una historia profesional de éxito en nuestros países de origen, lo que un empleador buscará es que tengamos experiencia y los conocimientos relacionados con el ámbito profesional de este país.

Por mencionar solo dos pequeños ejemplos, aunque un ingeniero tenga amplios conocimientos en los estándar ISO, en el mundo profesional australiano son aplicadas las normas de calidad ANZAC, o para ser un bartender se requiere tener un curso de venta responsable de alcohol. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, y muy probablemente, se deberá iniciar en cargos que no son de alto nivel jerárquico, por así decirlo, o tener trabajos casuales para ganar esa experiencia, pero se los aseguro, conozco casos de personas que han logrado alcanzar una exitosa carrera profesional en este país.

Adicionalmente, se de mucha gente que llega con la idea de no mezclarse con latinos porque quieren mejorar su inglés, pero permítanme decir que el contacto inicial con la comunidad es muy importante, ellos saben en donde se puede buscar trabajo o pueden dar un buen consejo de cómo hacerlo.  Sin embargo, también se debe tener muy presente que muchos solo nos movemos en nuestros círculos de amistades latinas, y eso significa muy pocas oportunidades de practicar el inglés, así que, ni tan cerca, ni tan lejos. Similarmente, es muy importante conectarse con los locales, ellos tienen contactos y pueden ayudar con la búsqueda de ese trabajo tan anhelado.

Por último, no descarte el ser voluntario, si lo sé, no es nuestra cultura el trabajar gratis, pero en este país el voluntariado es relevante, y adicional a ello, abre puertas, conecta con gente, permite practicar el inglés, y lo más importante, esa experiencia puede ser incluida en la hoja de vida.

 

  1. Nivel de Inglés.

 

Aunque suene obvio que si usted desea emigrar a Australia debe tener cierto nivel de inglés y haber alcanzado el puntaje mínimo requerido en un examen como el IELTS o PTE, el estar inmerso en una cultura angloparlante y no tener la incapacidad de poder comunicarse con fluencia, puede ser otro aspecto muy desalentador.  Los australianos tienen una forma peculiar de hablar inglés, la cual, puede ser al comienzo bastante difícil de entender, es por ello que, sugiero aprender en cuanto a los dichos (SLANGS) que aquí se emplean.  Igualmente, y ligado al punto anterior no cierre sus puertas a hacer amistades con personas que no sean hispanoparlantes, mi experiencia propia me dice que solo hay una forma de mejorar el inglés, y esa es, hablando inglés.

Sin embargo, si aún tiene pendiente presentar su examen de inglés, entonces comparto algunos enlaces que a mí me ayudaron mucho. IELTS Energy, PTE Study Center.

Por ahora, y antes del siguiente blog, gracias por leerme.

Foto por http://www.pixabay.com